TRENDING
Sigue todos nuestros consejos sobre Dietas y Nutrición
en nuestra FanPage de Facebook
DIETAS SANAS PARA ADELGAZAR

miércoles, 24 de septiembre de 2014

¿TE DUCHAS ANTES DE METERTE EN LA PISCINA?

¿Te duchas antes de meterte en la piscina? Un simple remojón antes de zambullirse en el agua evitaría muchos males. ¿Acaso no te lo crees? 

Pues es cierto, piensa que los carteles de advertencia no están de adorno. Mucha gente lo hace al salir para quitarse todo el cloro, pero ¿y antes? La mayoría no, de modo que todo lo del cuerpo se queda dentro del agua. Atento a todos los peligros que pueden implicar y a los efectos de las cloraminas que se producen.

higiene-salud
Ducha

Suciedad

Si no nos duchamos antes de entrar en la piscina, toda la suciedad acumulada en nuestra piel se trasmite al agua en el que se vayan todos. Sudor, aceites naturales, orina, maquillaje, hongos... Y todas estas sustancias tienen algo en común, que es el nitrógeno.

Cloraminas

Cuando el nitrógeno entra en contacto con el cloro se forman unas sustancias químicas irritantes llamada cloraminas. ¿Qué quiere decir esto? Que al nadar o bucear somos propensos a ingerir e inhalar dichas sustancias, las cuales provocan numerosas enfermedades, en especial a los pequeños.

Olor

Siguiendo el efecto cadena, las cloraminas producen un olor muy peculiar en la piscina. Se trata, por tanto, de un olor artificial.

Vista

Dichas cloraminas también son las responsables de la irritación ocular, los ojos se ponen rojos cuando entran en contacto con la mezcla de agua, cloro y suciedad.

Polio

La comunidad científica ya alertó en su momento de algunos de los peligros que entrañaba el cloro, como la enfermedad de la polio. Teniendo en cuenta este punto, aún se está analizando si las cloraminas provocan algún tipo de reacción química.

Y después...

Cuando salgas de la piscina también debes aclararte bien con una ducha. Esto la hace la mayoría de la gente pero no toda. Piensa que el cloro sirve para protegerte de las bacterias que se encuentran en el agua, pero cuando sales de la piscina llevas contigo una capa química e indefensa contra los agentes.


La próxima vez que vayas a meterte en una piscina, ten en cuenta que todo lo que desprende tu cuerpo lo compartes con el resto de bañistas. Es decir, que básicamente sería como meterte con ellos en la misma bañera, ¿a qué dicho así lo ves con otros ojos?

Además, siguiendo un efecto en cadena, las consecuencias de la suciedad corporal pueden convertirse en otros efectos menos deseados. ¡Qué no te de pereza, una ducha rápida a tiempo es mucho más sano tanto para ti como para el resto de personas con las que compartes piscina!

COPYRIGHT © RUBÉN S.
Foto Por Cortesía: Clipart

Facebook:

Red de Blogs "GRUPO LM"

Suscríbete por Mail:

Blogs GRUPO LM

Publicar un comentario

 
Back To Top