TRENDING
Sigue todos nuestros consejos sobre Dietas y Nutrición
en nuestra FanPage de Facebook
DIETAS SANAS PARA ADELGAZAR

miércoles, 17 de septiembre de 2014

TÍPICOS ERRORES EN LA DUCHA


¿Crees que te duchas de forma correcta? Pues lee con detalle estos errores frecuentes que comete la gente de manera más habitual, probablemente cometas alguno de ellos.

consejos-baño
La ducha perfecta

Temperatura

¿Te duchas con agua fría o con agua caliente? Si la respuesta está en la propia pregunta, entonces lo haces mal. Lo adecuado es que te duches con agua templada porque no reseca la dermis, por tanto lo correcto sería que estuviese a unos 30º. El error más habitual es ducharse con agua caliente, especialmente en los meses de invierno, pero ahí está el fallo, porque puede llegar a quemar la piel.

Jabón

El jabón que usas no siempre es el más adecuado, ya que puede llegar a dañar la superficie de la dermis. Hay que elegir los que contienen pH neutro, normalmente los de farmacia responden a este requisito.

Aclarado

Es importante aclararse bien y quitarse toda la espuma antes de salir de la ducha, ya que de lo contrario se pueden llegar a provocar irritaciones. Lo mismo ocurre con el cuero cabelludo, de nada sirve utilizar champús, abrillantadores y mascarillas si después no se aclara el pelo de forma adecuada, ya que se adhiere a la raíz.

Espalda

Diversos estudios indican que la espalda es la zona más propensa a almacenar células muertas y, aunque se explique porque es una parte del cuerpo a la que es difícil acceder, debemos poner remedio y frotarla. No es necesario practicar contorsionismo, pero basta con unos caños trenzados para llegar a ella.

Frecuencia

¿Cada cuánto te duchas? Si estás en los meses de verano, si haces deporte y vas al gimnasio, si sudas demasiado... Para la piel no es bueno ducharse dos veces al día, en estos casos y cuando sea imprescindible, se recomienda darse una ducha muy rápida y prescindir del gel.

Esponja

Se suele recomendar prescindir de esponjas, ya que en ellas se acumulan hongos, gérmenes y diversas bacterias; por tanto, la opción se basa en aplicar los geles sobre la palma de la mano una vez limpia. No obstante, en algunos casos se puede llegar a recomendar el uso de esponjas, como cuando haya lesione cutáneas.

Toalla

Después de ducharnos tenemos que secarnos, por tanto la toalla es indispensable. Al margen de estar limpia, también debe estar seca, ya que secarnos con algo húmedo no sirve de nada. En cambio, la única excepción para no secar la piel después de la ducha es que hayamos utilizado aceites esenciales.


Así que la próxima vez que te duches ten en cuenta todos estos detalles para garantizar una ducha sana para ti y para tu cuerpo.

COPYRIGHT © RUBÉN S.
Foto Por Cortesía: Clipart

Facebook:

Red de Blogs "GRUPO LM"

Suscríbete por Mail:

Blogs GRUPO LM

Publicar un comentario

 
Back To Top